martes, 19 de diciembre de 2006

Primorando

Yo no soy de las personas que cierran las fiestas y las discotecas, aunque algunas veces si me he quedado hasta que tuve que salir junto con el aserrín.

Ahora, ¿recuerdan las canciones que tocaban en las fiestas a partir de las 4:45 am ya buscando que la gente se empiece a ir a dormir? En las primeras fiestas a las que fuí, allá por los inicios de la década de los 90 en la ciudad de Huancayo, recuerdo claramente que los huaynos se empezaban a hacer mas continuos y sólo unos cuantos tíos impenitentes se quedaban zapateando al borde del tropezón y con la botella de cerveza en la mano. Ya para esto la quinceañera hacía rato que se había ido a dormir y en el salón sólo quedaban algunos pocos que, debido a la falta de dinero para el taxi, esperaban que amaneciera para poder tomar combi.

En otro ritmo, pero siempre destinadas al simpático papel de "espanta borrachos" (como llamaremos a esas canciones por puro ánimo lúdico) estaban las cumbias colombianas. Claaaro, ustedes recordarán ¿no? Esas canciones entrañables que vienen de décadas atrás, las cumbias pegaditas, la pollera colorá, la piragûa, tabaco y ron, etc., etc., etc., etc.

Hará dos años del último viaje que hice con mis padres. Los fuí a visitar por semana santa buscando un poco de tranquilidad en el lar paterno y al día siguiente, aburridos ante la perspectiva de quedarnos en casa, nos trepamos al automovil y empezamos a viajar. La idea era ir al pueblo de Junín (unos 150 kilómetros al norte de Huancayo) y conocer la pampa de la batalla pero, una vez ahí, caímos en cuenta que Cerro de Pasco estaba mas bien cerca y que yo no conocía Cerro de Pasco. Una vez en Cerro de Pasco nos dimos cuenta que era una ciudad muy aburrida y que hacía mucho frío como para quedarse a dormir por lo que preferimos continuar hasta Huánuco.

Huánuco fue mucho menos inclemente y mucho mas movida. El viaje hubiera continuado pero para llegar a Tingo María había que estar vacunado y yo no me he vacunado contra la fiebre amarilla. Así llegamos al paradero final del viaje. Compartí con mis viejitos una tarde conociendo Huánuco y acompañando a mi padre a recorrer los pasos perdidos de su niñez y adolescencia. Luego de una buena cena (si mal no recuerdo nos zampamos un pollo entero entre los tres) nos fuimos a dormir. compre un six pack que me lo tomé con mi viejo y caimos rendidos del laaargo viaje que salió de la nada.

Mas o menos a las 4 y 57 de la mañana siguiente me despertó una canción que sonaba en un carro estacionado afuera del hotel, en plena plaza de armas de Huánuco. Era, como no podía ser de otra manera, una cumbia colombiana que anunciaba el final de la fiesta o lo que sea que haya sido esa reunión alrededor de un automovil. Era una canción simpática que había escuchado muchas veces pero de la que desconozco el nombre. La recordaba por que con Iván jugábamos al chiste cruel con ella imaginandola como canción de asilo.

No tengo idea de cómo se llama así que le pondremos "quiero amanecer" y esta versión, según lo que me dijo el cumplidor E-Mule es de un grupo, colombiano supongo, que se llama "Los Llopis".


powered by ODEO

¿Que por qué posteo a "Los Llopis"? Bueno, porque hace tiempo que no posteo canciones singulares o curiosas, y cómo tengo esta canción en la PC, pues la pongo para que, si pueden soportarla entera, les sirva para recordar aquella vez que, como todos alguna vez, se quedaron hasta el final de la fiesta. Estoy seguro que esa vez escucharon esta canción. Digo, es un decir

10 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

ayyyyyy primorando, quiero amanecer!!!
caracas, caracas!!!
Porque perde las esperanzas de volverte a ver!!!

Tanta canciones para el fin de fiesta!, una vez yo baile viento de Chacalon y aunque era fin de fiesta (por asi decirle) la gente se paro y bailo
Yo tampoco tenia plata pal taxi

Ana Lucía dijo...

ayyy los fines de fiesta!! recuerdo la de mi fiesta de promocion..si ya...hace 14 anos..jajaja, que bailamos todos: "porque perder las esperanzas deeee volverrrssee a veeerrrr"...pucha que sentiemientos!!

saludos!!
p.s. como esta quedando el depa??

Catársis dijo...

quiero amanecer, bailando!!!
quiero amanecer, gozando!!!
quiero amanecer (ese ya es xxx)
jajaja

cómo se te ocurre rajar de esa canción. es de antología

Dragón del 96 dijo...

Yo siempre fui buen dragón y me iba a las dos de la mañana... pero acompañado!

jeje

Claro que he usado esas canciones en las fiestas hechas en casa, pero al final no pasaba nada. Los sobrevivientes eran compensados con aguadito mañanero.

Slaudos.

nesiko dijo...

Menudos y calidos tus recuerdos.
Por desgracia, un tipo como yo, que no le encuentra sentido ha las amanecidas, a las cervezas ni a los cigarros y ni la bulla (si enterate, soy aburrido) no e podido vivir experiencias de “disco” como esas.
Claro está… que todo ese viaje que te tiraste es de lo más emotivo y encantador, bien por ti.
Saludos.

Pripilas dijo...

Aaaaaasu a los siglos que escuchaba esa canción, toda una reliquia de nuestra cultura.
Saludos de un Huanuqueño cavernario ;)

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Amigo Chalo, aunque nuestras comunicaciones son recientes, han sido placenteras...

Saludos y te dejó mi despedida porque voy una temporada al ocio:

BALANCE

Pareciera que el tiempo va en caída libre
Cada instante se esfuma por las puertas
Que conducen a la gruta del olvido
O a la derrota ingrata…

No alcanzamos a vislumbrar la ruta
Porque el caos de vivir nos ata
Al ajeno murmullo de los días,
Y los días cansados también matan

Dejo un respiro, retorno al barro
Quiero degustar lo que he perdido
Para ello cuento con la astucia
De mucho o poco haber vivido

Volveré, tenlo por seguro
Las ausencias producen fetidez
Y si no me vez en la mañana
Me encontrarás un día después…
-CAGB-

Angélica Camacho dijo...

Yo he bailado hasta "Subete a mi moto" al final de una de las fiestas de la facu. La gente estaba tan ebria que ni cuenta, para colmo estaba garuando y no había techo.

Chalo dijo...

Imberbe: Me alegro de saber que quedarse sin sencillo no era algo que me pasaba sólo a mi.

Ana Lucía: Exacto, cuantos recuerdos. Mi pisito va a avanzando, poco a poco va haciendose mas acogedor.

Catarsis: No estoy rajando, en absoluto. Mas bien la estoy homenajeando :P

Dragón: tienes razón, me estaba olvidando el aguadito mañanero o el buen caldo de gallina que usualmente seguían a esta canción a tiro de cinco y media de la mañana.

Nesiko: En efecto, el viaje fue muy memorable. Estoy planeando la repetición para la primera semana del proximo año. Gracias por tu comentario.

Pripilas: tieness razón. Lo que pasa es que aún sigo sin saber el nombre.

Carlos: Gracias por tu visita y tu despedida, aunque creo que te veremos mas rápido por acá de lo que pensamos.

Angélica: Ese sería motivo de otro post, las canciones que bailas sin darte cuenta que las estas bailando.

Moises Benites Barrón dijo...

Los Llopis son de México.