viernes, 23 de junio de 2006

Guarda come me diverto

Todos tienen una canción. Algunos tienen varias, otros muchísimas. Incluso hay quienes la tienen para cada día del año y cada hora determinada. Así, Piano Bar de Billy Joel les recuerda el almuerzo del cinco de octubre del dos mil dos, por dar un ejemplo. Pero a lo que me refiero es que ... hay canciones para todo. Hay canciones que te recuerdan a tu primera enamorada, hay canciones que te recuerdan a la última, hay canciones que te recuerdan a aquella persona que pudiste amar pero la dejaste escapar (la salsa "Sin Saber" es una de ellas para mi). Hay canciones que te recuerdan las mejores vacaciones que tuviste en familia (Vamos los Latin Brothers con "Sobre las Olas" y el genial verano del 86) y también hay las tristes. Pero también existe la canción que no se limita a un momento, que es como el tema principal de tu vida, que te gustó en un momento y te siguió gustando y que sientes que la melodía te marca, te identifica, se condice con lo que eres.

Vamos que esa es una decisión aleatoria, casi arbitraria. La canción como canción y la persona como persona difícilmente guardan algo en común pero .... qué mas da. Para ti es tu canción y punto aparte. Pues esta es mi canción. Se las presento. La escuche hace ya 15 años en la primera radio que me regaló mi papá cuando cumplí 11 años. Aún no me explicó como una radio tan mediocre como Panamericana pudo llegar a tocar algo tan poco común como ésta canción. En fin, eso no es lo que importa. Lo que importa era que esa mañana de sábado yo estaba sentado en la mesa haciendo alguna tarea y empezó a sonar. Me gustó y espere que volviera a sonar. Sonó regular por esos días, luego la dejé de escuchar por muchos años. Aunque siempre la recordaba.

No fue sino hasta seis años después cuando, en medio de un viaje a Huancayo, un amigo de mi hermano puso un bendito casette en el equipo del carro y .... tatata taaaaaaaan!!!!! Sonó de nuevo. De vuelta a Lima compre el casette, luego me conseguí el disco compacto. Hoy la tengo en tres discos distintos aunque con la misma versión y, siempre que la escucho ... me acuerdo que yo escogí, hace mucho tiempo, hacerla mi canción y que lo es y lo sigue siendo. Alguna vez alguien a quien quise me dijo que esa canción no le gustaba por que justo la radio la volvió a tocar por unos días en los que yo no estaba a su lado. Entonces cada vez que sonaba la canción, se acordaba de mi y de lo lejos que estaba y por eso ... le agarró tirria a la canción. A mi mas lógico me hubiera parecido que le terminara gustando la canción pero ... no se, hace tiempo me propuse no entender.

Conste que también tengo cancioncillas que me recuerdan momentos determinados y quizá algunas de ellas las llegue a postear acá. Pero esta es, por así decirlo, el tema principal. Ojalá les guste.

Lorenzo Cherubini, aka Jovanotti, en Ciao Mamma del disco Giovanni Jovanotti (aunque tambien apareció en Lorenzo 1994 y Lorenzo 1990-1995) del año 1990. Que les sea propicia.



Powered by Castpost

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pucha primo! respeto tus gustos pero no evitare emitir mi opinion, dioses, esa cancion??? en fin, eres mi primo y aun asi te quiero un monton :D

Fiore dijo...

Música,que gran y total poder tiene, letras que nos traen recuerdos absolutamente nuestros (like a virgin - Madonna), momentos que deseamos que pasen (Ojala - Silvio Rodriguez), historias que nos quedan en el recuerdo (Y nos dieron las diez- Joaquin Sabina)pero sobre todo instantes que deseamos olvidar (i can get no satisfaccion - The rolling stone)...Excelente canción mi querido Gonzalo!! ahora solo nos queda seguir ahondando en el sonido y quedarnos con una historia musical.