martes, 9 de enero de 2007

Huancayo y yo


La historia oficial, aquella que aparece en documentos y DNIs dirá que yo nací, por un asunto puramente geográfico, en Huancayo. Aunque me duela reconocerlo.

Sin embargo, si me preguntan yo digo que soy cusqueño ¿Por qué? Bueno, en realidad no es una mentira íntegra. Yo viví en Cusco desde julio del 80 que, considerando que nací en mayo del 80, es casi casi como si hubiera visto el mundo por primera vez allá. Estoy seguro que antes de mi llegada a Cusco me la pasé durmiendo todo el santo día por lo que el mundo, para mi, no existia y eso incluía Huancayo.

A esa ciudad volví muchas veces en mi niñez. Era ya clásico que en vacaciones de verano vaya con mi madre a Huancayo a visitar a mi abuela. No tengo muchos recuerdos de esos viajes, lo que no me sorprende no sólo por el hecho de que estaba aún muy chiquito sino tambien por que ... con lo años me di cuenta que Huancayo no es precisamente un sitio que deje muchos "recuerdos".

Fueron cuestiones laborales de mis padres las que me llevaron a instalarme a esa ciudad en 1988 y quedarme en ella hasta e 1995. Durante esos años conocí muchas personas agradables, algunas de las cuales me acompañan hasta hoy. Sin embargo, con el sitio, jamás me llevé bien. Y no es dificil de entender, yo salí del Cusco y me fui allá, como que la diferencia es tremenda ¿no?

Pero tengo que regresar eventualmente. Eso se parece un poco a Harry Potter y su regreso obligado a la odiada casa de sus tios para mantener vigente el hechizo que le permite mantenerse a salvo. Pero ... ese no es mi caso. Yo regreso por que allá viven mis padres y por que ... quiero verlos ¿se necesita mas explicación?

A pesar de ellos, el sitio me sigue pareciendo sumamente anodino. No digo feo, digo anodino por que me parece que ese es el adjetivo que mejor lo describe. Alguna vez ante la vista de una plaza constitución con piletas limpias me preguntaron si es que no podía decir alguna vez que Huancayo es un lugar bonito. Lo que pensé y sigo pensando es que Huancayo es un sitio de postales, dos, tres a lo más y punto. El resto de la ciudad es ... exacto, anodina.



No dudo de que mi visión sea sesgada, tal vez para otros ojos menos prejuiciados la ciudad se les muestre activa, viva, agradable. No puedo negar que el valle y los paisajes son bonitos pero, no me basta para quererlo. A Huancayo voy una vez al año y punto. Digo, es un decir.

5 comentarios:

Nam dijo...

Me parece que son puntos de vista, obviamente tu conoces Huancayo mejor que yo, tengo un amigo que vivía cerca del Parque de la Identidad, para él Huancayo es lo máximo, como hice mi SERUMS en Satipo iba con bastante frecuencia por allá, a veces me quedaba mas de una semana y la verdad, pocos sitios me han gustado tanto, la comida es buenaza, y los amigos que hice por allá los conservo hasta ahora. Aunque, claro, apreciar una ciudad no es lo mismo que quererla como si fuera tuya, en eso te entiendo.
Yo no podría cambiar esta ciudad en la que vivo, moderna, ordenada, limpia, de grandes construcciones por lo que siento por esa Lima de toda mi vida, por un simple hecho, no es Lima.

Imberbe_Muchacho dijo...

hey, la otra vez yo fui a Huancayo pucha la verdad me parecio ams movida que la maoria de ciudades, ademas de tener mas comercio...eso si por lo mismo muy turistico no es, a menos que salgas de la ciudad y te vayas mas lejos, camino a huancavelica

Ivan dijo...

Huancayo es una ciudad y punto, Cusco es turismo, historia, Mistica, magnetismo y Lima es la capital del pais, el centro de todo lo bueno y malo de este suelo, asi que comparar Huancayo con Cusco o con Lima es como comparar a Churchil con Humala o un lapicero parker con un novo... en Hyo como en todo lado hay gente buena y mala, asi que no generalizo pero... la diversion los sabados es embriagarse con lo que sea, las trampas son como para casar Mamuts y se ponen mas peligrosas con la edad. hay mas choros que en el frigorifico y mas carros que metros lineales tiene la mas larga de sus calles... asi que ... si, Hyo es Hyo y punto

Ivan dijo...

aaaah.... traannnnquilo y feliz hubieras vivido mil años sin comentar nada al respecto.

Angélica Camacho dijo...

A mi sí me entraron ganas de viajar ya sea a Huancayo, Cusco, Huancavelica, Ayacucho, Puno, cualquier lugar de la sierra... Imagino que me saldrían unas fotos inimaginables (digo yo por los paisajes no por la fotógrafa).