martes, 18 de julio de 2006

Amores Perros

Voy a hacer un pequeño parentesis de los temas patrióticos o parapatrioticos. En los últimos días se ha hablado mucho del buen can que asesinó un ladronzuelo de medio pelo allá por Comas, creo. Y sobre todo llamó la atención las voces que se plegaron al unísono pidiendo que ¡¡¡No se sacrifique al valiente y leal rottweiler!!! Cuando lo escuché, entre sueños, yo dije en voz baja lo que pensaba pero ahora lo digo en voz alta. Yo si creo que se debería sacrificarlo, cuanto antes. ¿Por qué? Pues por que es un perro asesino, por que a ese animal ya le enseñaron a ignorar sus instintos y para él es indiferente lanzarse a morder la yugular de otro animal o de otra persona. Es un animal salvaje y no podemos darnos el lujo de tenerlo suelto.

Eso me recuerda la película de Amores Perros que tantas veces vi. En ella, un simpático rottweiler es adiestrado a pelear y afina lo que ya sabía, matar. Es un can bondadoso, cariñoso y fiel. Pero la escena que mas se me viene a la cabeza es cuando su dueño lo deja sólo en la casa junto a los otros perros. Eran estos perros unos perros chuscos de esos flacos y pulguientos que uno se encuentra en la calle, incapaces de hacer nada, temerosos hasta de su sombra. Al fin del día, cuando vuelve el dueño, descubre que el simpático, bondadoso, cariñoso y fiel Rottweiler dio cuenta de todos los demas perros. ¿Legitima defensa? No, es sólo que es un animal salvaje ... y mata por matar.

Los animales tienen un poderoso instinto, eso lo sabemos todos. Es por ello que todo perro puede atacar, pero no matan. Un perro normal no salta a morder la yugular de una persona ni la sujeta de algun punto que pueda acarrear la muerte. Los animales no son tontos, saben lo que hacen, qué hacer y qué no hacer. Pero cuando a uno de estos animales se les enseña a ignorar sus instintos, lo hacen. Es asi que el perro supera lo que le dice su naturaleza y, ante la primera que puede, se suelta como le enseñaron que lo haga y va a morder ... donde sabe que va a causar mas daño.

Ojo que no es que yo piense que el ladronzuelo en cuestión debio vivir o no, posiblemente debió morir y tal vez esa haya sido su hora. Lo que yo si creo es que el fallo de nuestra sociedad (de la que todos formarmos parte) al no poder controlar la delincuencia e inseguridad en la ciudad no es justificación para que empezemos a tener animales salvajes sueltos en la ciudad y menos a neuróticos que gozan teniendo asesinos en las piernas y pasan la vida adiestrando razas agresivas para que, en cualquier momento, le quiten la mitad de la cara al primer pobre infeliz que se cruce en su camino.

Un animal salvaje es peor aún que un arma por que, a diferencia de ésta, éste tiene aún un poco de voluntad y lo terrible es que, gracias al adiestrador (miserable de turno) han aprendido a ignorar las barreras que la sabia naturaleza les puso. Es un ente que camina por las calles rodeado de cadenas por que son capaces de meterles un buen mordisco no sólo al asesino que viene corriendo, cuchillo en mano, en pleno parque para matar al dueño del animal mientras vocifera ¡¡¡te voy a matar, desgraciado!!! (situación, por lo demas, harto imposible) sino tambien al niño de cuatro años que, corriendo tras el balón tiene la mala suerte de que éste ruede hasta donde esta el antisocial que crió un animal salvaje. Ante igual estímulo, igual reacción. Si ese perro ya ignora lo que su instinto le dice respecto a "no matar a un semejante" ¿por qué debemos creer que sabe distinguir entre un asesino y un pobre apurado?

Entre ayer y hoy salieron algunas noticias de dos perros que atacaron niños, a uno le sacó el ojo izquierdo y al otro le razgó la parte derecha de la boca. Igual en la portada del diario del costado aparece el "valiente rottweiler" pidiendolo para que muerda congresistas. Es decir, siempre vemos la chanza y nunca el meollo. Por mientras, sólo pido que nunca me tenga que cruzar con uno de esos animales salvajes ni con los desadaptados que adiestran y perjudican de esa forma a un pobre animal que bien podría ser pacífico y amigable. Prefiero antes cruzarme con Banchero y su 9 milimetros. Digo, es un decir.

3 comentarios:

Fiore dijo...

Tú sabes que me gusta siempre lo que escribes, pero aquí si rechazo tu comentario sobre Layfun, Pregunto... que sacas matando a un perro que sólo defendió lo q su instinto de protección (aprendido por su entrenador)le dijo? Por qué consideras a un animal como un arma de doble filo? Pensarías lo mismo si quizá el que mató al ladrón hubiera sido un lindo gatito? Mi querido chalito no tenemos la culpa de quien cria a los animales, ellos solo son, nacen y reaccionan como están acostumbrados..que diría Mauricio a todo esto?

Chalo dijo...

Mauricio, en su calidad de accionista de la presente página, se reserva sus opiniones pero deja en claro el apoyo hacia el escribidor subrepticio.

Fiore dijo...

Vaya!! para ser un buen abogado tu sentido de justicia me asombra :) Un besito Chalito