viernes, 7 de julio de 2006

Julio

Bueno, estamos ya en Julio. ¿Y eso qué tiene de especial? Pues desde un punto de vista trascendental, nada, muy poco. Sin embargo, en este rincón del mundo se celebran las fiestas patrias. El 185 aniversario de la independencia del Perú. Sería mentir el decir que los peruanos andamos con el pecho henchido y que todo el mes de julio derrochamos peruanidad cantando todos el “Somos Libres” y blandiendo banderas a diestra y siniestra.

Las fiestas patrias son fiestas más bien frías y que nadie se ofenda con eso. Algunos se van de viaje, otros se quedan metidos en su casa y seguramente no va a faltar el que se suicide luego de ver este año a García nuevamente con la banda presidencial.

Sin embargo, hay cosas que merecen comentarse, sabrosas anécdotas, interesantes detalles, y, como todo en el Perú, increíbles contradicciones. De esa forma inauguro un ciclo de posteadas “patrias” que espero sean lo suficientemente divertidas como para volverlas a publicar el próximo año. Que les sea propicia. Por cierto, si estas no cumplen su cometido no duden en hacérmelo saber. Digo, es un decir.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente intro primo... y eso que faltan 20 dias!

Laura Hammer dijo...

Vaya...suicidio solo por Garcia?????

Si me tuviera que suicidar por un presidente probablemnete hubiera elegido el suicidio de embrión ( si eso existiera claro)