miércoles, 23 de agosto de 2006

Aprovecho la pausa.

He estado todo el día caminando en el centro de Lima. A veces mi trabajo me obliga a hacer esas cosas, pero, felizmente, no es algo malo. Me da la posibilidad de hacer cosas que me gustan harto y de desayunar o almorzar con personas que quiero mucho. Incluso en la tarde me permitió comprarme unos buenos libros que hace tiempo quería. El centro es así, tiene de todo ... menos una bodega.

Sin embargo, tambien estuve buena parte del tiempo pensando qué postear acá. Ayer no pude postear nada y el miedo a la hoja en blanco (o a la pantalla en blanco) me empezaba a preocupar.

Entonces se me ocurrió comentarles lo que, en los últimos días, ha sido una fuente constante de alegria. Y es que, desde hace unos días y gracias a unos cuantos consejos oportunos (gracias, Debutante), me llena de alegria que el contador de allá abajo a la derecha suba por decenas, que las estadísticas de los contadores me dicen que hay mas personas que entran aca, que ahora en los comentarios que recibo encuentro nombres nuevos (aunque yo ya los conocía por que había leído sus blogs). Entonces veo que, poco a poco, el grupo de gente que leía mi blog (que en inicio fueron mi hermano, mi prima y dos que tres amigos) ahora incluye mas gente ... y eso me hace feliz.

Entonces, aprovecho la pausa involuntaria en las posteadas y les dedico a ustedes, que entraron antes y que entran ahora, a los que entran por primera vez y aquellos que entran muy de vez en vez, mis mas sinceras ¡Gracias! Digo, es un decir.

3 comentarios:

Mu dijo...

de nada!

(primera vez visitando)

Nos leemos,

Anónimo dijo...

El desayuno en el Cordano estubo bueno muy bueno sobre todo el tamal con cebollita como te dije para el tufo (jijijijijijij). MALU

Fiore dijo...

Que bueno Chalito! hay algunas cosas que tarde un tantito para disfrutarlas mejor.