miércoles, 20 de setiembre de 2006

La ruta


¿Cuál es el límite entre lo tierno y lo empalagoso? ¿entre lo interesante y lo insoportable? ¿Entre lo armónico y lo huachafo? Creo que uno no se da cuenta de la existencia de ese límite pero si te das cuenta cuando lo pasaste o cuando ves a alguien pasarlo. ¡Teeeeeet! suena la alarma y todos sabemos que ahí, hay algo malo.

Ahora que me pongo a pensar, es realmente dificil saber cuanto de algo es bueno y cuanto de algo no. "Bueno es culantro ....". Y es mas bien fácil perder la ruta y, con ella, la perspectiva de las cosas y terminas haciendo cosas que quizá, nunca quisiste hacer, decir o parecer. Pucha que complicación.

Espero no estar cerca de los límites. Espero tambien darme cuenta cuando lo esté y no perder la ruta. Que este blog no pierda la ruta, cualquiera que esta sea. Digo, es un decir

P.D. Por cierto, hoy tambien es día de pago.

1 comentario:

Debutante dijo...

De acuerdo totalmente Chalo, no debemos perder la perspectiva. Y recuerda siempre la frase del señor Cerati. Jaja.
Saludos.