martes, 19 de setiembre de 2006

Mi causa

Siempre todo el mundo dice que tiene pocos amigos. La gran dicotomía entre "amigo" y "conocido" y en la cual desterramos al segundo cajón a la mayor parte de gente con la que interactuamos. Asi, un conocido es una persona con la que compartes algo pero no lo suficiente como para que se convierta en tu amigo. ¿Cuál es el límite? No tengo la menor idea. Pero existe y todos indistintamente lo usamos y señalamos sin reparos que "a lo más" se puede tener uno o dos "amigos".

Pues yo creo que tengo más que eso. No sé si sea demasiado confiado o demasiado cándido pero, si la cuenta no me falla, considero tener siete u ocho "amigos". Vamos, es casi cuatro veces lo usual ¿no? Y si bien se dice que un amigo puede ser como un hermano aunque a veces un hermano no llegue a ser necesariamente un amigo, felizmente puedo contar entre mis "amigos" a mis dos hermanos. Eso si es una alegría.

Pero tambien tengo un amigo que hace tiempo que ha llegado a ser mi hermano.

Y como ayer ha sido su cumpleaños, y como nos quedamos pisqueando unas horas en su casa y como debido a eso acabo de llegar al trabajo con un ligero cansancio, inusual para un martes, pues vaya un post por mi pata. Feliz cumpleaños, Hermano.

2 comentarios:

Angelica dijo...

Que suerte tener a tus hermanos como amigos... Normalmente son solo lo primero. Igual que tu creo que tengo mas amigos de lo "normal": unos seis.

El Rojo dijo...

Yo igual. Creo que la diferencia depende de muchas cosas, pero en mi opinión sobre todo del nivel de confianza que se tengan ambos. Recientemente conocí una chica en el trabajo por ejemplo, pero el nivel de confianza no ha llegado a un nivel como para que nos consideremos amigos. Conversamos de cosas triviales, pero para nada de temas personales, que son temas que uno si conversa con los amigos...
Claro, en realidad todo lo dicho anteriormente es una simplificación de las cosas, pero espero que valga de algo.