lunes, 19 de noviembre de 2007

Munich

El aburrimiento puede ser el pié a muchas cosas interesantes.

El sábado estuve con Ernesto y, cansados ya de la típica reuna de los sábados, decidimos ir a nuevos sitios. Total, en Lima viven casi 8 millones de personas y en algún sitio debe haber algo distinto, diferente, simpático. Hartos ya de sentarnos en una banca del Cuadros en Miraflores o de ir al Bolivariano a tomarnos media res, decidimos enrumbar los pasos hacia el centro de Lima.

La primera parada fue el Rincón Cervecero que se mostró mas bien frío y vacío. Tal vez si hubiera más gente, el ambiente sería mejor. No es que sea malo, es sólo que estaba muerto.

Luego de la chelita de rigor (la idea era tomar una chela y buscar otro sitio) salimos en plena cuadra 10 del Jirón de la Unión. Al frente había una gran cola pero no se veía muy amigable por lo que preferimos meternos a una puerta con una escalera descendente. La puerta en forma de barrica del Munich nos recibió abierta.

No se ve bien pero, ahí estoy yo junto a la puerta-barrica.

El Munich resultó ser un bar pintoresco. Donde la música la ponían no un poderoso equipo sino mas bien dos señores de edad indeterminable sentados ante un piano uno y ante una batería de percusión (no era una batería, era un conjunto de tamborcitos, un par de platillos y un cencerro que formaban un armónico conjunto) el otro. Entre ambos se tocaron desde valses hasta Decisiones.

La gente de aspecto algo mas bohemio que en otros lados llenaba todas las mesas. Felizmente para nosotros un "mesón" circular de dos metros de diámetro (que acogía ya a varias personas) nos acogió y pudimos tomar nuestra chelita de rigor.

Buen descubrimiento el Munich. Tal vez no sea el mejor lugar de la ciudad pero ... siempre reconforta saber que existen mas opciones.

Los próximos sabados prometen más excursiones.

Sólo Dios sabe hasta donde llegaremos. Digo, es un decir.

2 comentarios:

Dragón del 96 dijo...

Que buen dato, que sigan las recomendaciones.

Slaudos.

nenriqued dijo...

El Rincon Cervecero tiene buen ambiente, ha mejorado, los viernes y sabados tienen anfitrionas que realizan juegos e interactuan con los clientes, chevere , una buena eleccion ya que en el centro de lima aun tiene mucho x descrubrise.

Saludos,

Nes.